Ligamento cruzado anterior

El ligamento cruzado anterior (LCA) estabiliza la rodilla  para prevenir movimientos no deseados de sus huesos. Cuando el LCA se daña, puede ser reparado quirúrgicamente para restablecer la estabilidad y función normal de la rodilla.

Los ligamentos cruzado anterior (LCA) y cruzado posterior (LCP) estabilizan la rodilla. Ambos ligamentos se cruzan en el centro de la rodilla. El LCA se encuentra más tenso cuando la rodilla está estirada y el LCP está más tenso cuando la rodilla se encuentra flexionada.El LCA que va del frente de la tibia a la parte posterior del fémur, previene que la tibia migre hacia delante, el LCP previene que la tibia migre hacia atrás.

Si estos ligamentos se tensan demasiado, pueden romperse o separase. Esta lesión puede requerir reemplazo del ligamento roto con tejido de otra localización para hacer una estructura de soporte similar al ligamento original.

 

Roturas de LCA

Las demandas exigidas a la rodilla a veces exceden sus límites. De hecho, la rodilla es el área más comúnmente dañada en los atletas.Explicarle a tu Doctor cual fue el mecanismo que produjo la lesión le ayudará a determinar que parte dela rodilla se ha dañado.Una causa frecuente de rotura de LCA en la rotación interna de la rodilla mientras el resto del cuerpo rota en sentido opuesto. También ocurre lesión de LCA cuando la rodilla rota hacia afuera yel muslo hacia adentro con el pié fijo. Es más comúnmente vista en atletas al cambiar de dirección de movimiento o carrera.

 

Como determinar la necesidad de cirugía

Decidir tratar la lesión mediante cirugía depende de muchos factores, incluyendo el estilo de vida. Una persona muy activa puede requerir tratamiento quirúrgico para restablecer la estabilidad necesaria de la rodilla para continuar sus actividades. Su cirujano también considerará si existen lesiones asociadas en su rodilla que requieran manejo quirúrgico, como lesiones meniscales. También sus expectativas para la función de la rodilla juegan un papel importante en la determinación de la necesidad de la cirugía. Con la rotura del LCA, su rodilla será inestable

 

La cirugía

Si está indicada la reconstrucción del LCA, el cirujano utilizará el artroscopio para realizar este procedimiento mediante incisiones muy pequeñas. La reconstrucción de LCA usualmente implica remplazar el ligamento cruzado dañado con un injerto. El injerto se obtiene más comúnmente del tercio central de su tendón patelar o de una porción de sus tendones de la “pata de ganso” (semi-tendinoso y recto interno). El injerto será colocado en su rodilla en el sitio exacto del ligamento cruzado anterior original.Después de la evaluación artroscópica, se realizan dos pequeños túneles. El primero es a través de la tibia y el Segundo será en su fémur. Esto prepara a su rodilla para colocar el injerto. El injerto es empujado a través de los túneles y colocado en el sitio exacto de su LCA. Después que el injerto ha sido insertado en los nuevos túneles, se fija en su sitio. Esto asegurará el injerto hasta que se lleve a cabo su integración completa.

 

 

Terapia Física

Se iniciará un programa de ejercicio específico recomendado por su médico que debe iniciar el día siguiente de su cirugía. Los ejercicios son dirigidos a restablecer los rangos de movilidad y fuerza después de la reconstrucción del LCA.

Reinicio de actividades

Después de la reconstrucción de su LCA y un programa de rehabilitación adecuado, podrá regresar a su estilo de vida habitual. Algunos Cirujanos recomiendan el uso de rodillera durante algún tiempo después de la cirugía y se puede extender el uso de esta para actividades deportivas.La reparación del LCA se ha vuelto un procedimiento seguro  y relativamente común. Hoy día, las lesiones de LCA  no son devastadoras para la función de la rodilla debido a los nuevos procedimientos y técnicas rehabilitatorias. Pregunte a su cirujano las dudas que tenga en relación a esta información y a la rehabilitación para su mejor y más rápida recuperación.